Publicado el

El suelo en la viticultura, los secretos de un gran vino

Altos del Enebro- composición del suelo

El suelo en la viticultura, los secretos de un gran vino

Tomamos las palabras de Ricardo Sanchoyarto a quien agradecemos enormemente su labor en la difusión de la cultura del vino. Cuando hablamos de suelo, relacionado con la viticultura, los tres elementos más importantes a tener en cuenta son la composición, el agua y los nutrientes.

1.- Composición del Suelo

El suelo se encuentra por encima de la roca subyacente y puede tener desde unos pocos centímetros hasta varios metros de profundidad. Se compone de partículas de rocas de diferentes tamaños, así como de piedras o rocas más grandes, humus (materia orgánica) y nutrientes.

Partículas, Piedras y Rocas – Provienen de la roca subyacente o de depósitos que se fueron acumulando más tarde sobre ésta y que dan a este su nombre; por ejemplo, caliza, pizarra, etc. Sin embargo, es el tamaño de estas partículas lo que tiene mayor importancia.

Humus – Está compuesto por materiales vegetales y animales en descomposición que son ricos en nutrientes y que tienen excelente capacidad de retención de agua.

Nutrientes – Consisten en elementos tales como nitrógeno, fósforo y potasio que están disueltos en el agua existente en el suelo.

Altos del Enebro - Composicion del suelo

El suelo ideal para la viticultura tiene relativamente pocos nutrientes y buen drenaje, pero es capaz de almacenar suficiente agua para sustentar a la vid durante la temporada de crecimiento.

2.- Suelo y Agua

La calidad de la uva se ve afectada por la capacidad del suelo para controlar el suministro de agua.
Idealmente, el suelo de un viñedo necesita suministrar buena cantidad de agua al inicio de la temporada para ayudar a un crecimiento fuerte de las vides. Después del envero, el suelo debe reducir el suministro de agua, induciendo un ligero estrés hídrico en las vides, lo que fomenta la maduración de las uvas. No hay un suelo ideal que cumpla con todos estos requisitos. El agua se almacena en el suelo uniéndose a las partículas de arcilla o al humus. También puede haber agua en la roca subyacente.

3.- Suelo y Nutrientes

Los nutrientes más importantes son el nitrógeno, el fósforo y el potasio. Las vides no necesitan altos niveles de estos nutrientes para poder desarrollarse. Si los niveles de estos nutrientes son demasiado altos, sobre todo los de nitrógeno, la vid crecerá con demasiada fuerza y producirá una densa masa foliar que dará excesiva sombra a la fruta. No es posible determinar aún con certeza hasta qué punto la diferencia entre vinos se puede atribuir a los nutrientes y no a sutiles variaciones en otros factores como el clima, la orientación y el suministro de agua.

Publicado el

De nuestra tierra, nuestros vinos, el terroir

De nuestra tierra, nuestros vinos

En Altos del Enebro seleccionamos para las nuevas plantaciones nuestros propios clones de variedades autóctonas sacadas minuciosamente de las viñas viejas de nuestros mayores. Nos esforzamos en preservar el legado tan bonito que nos dejan.

Vivimos en una sociedad que tiende a la estandarización, y esto se está contagiando al mundo del vino. Cada vez se elaboran vinos más parecidos entre sí debido al uso de técnicas estandarizadas buscando un proceso, no sacar el máximo partido al proceso. Nos referimos a técnicas enológicas donde el uso de añadidos al vino sustituye la expresión del terruño. Dos problemas muy serios son la pérdida de variedad genética en el viñedo y el uso de variedades foráneas. Se plantan los mismos clones y se cree que variedades de fuera pueden ser mejor que las que se plantaban aquí toda la vida.

El terroir es una palabra de origen frances, muchas personas la usan como comodín para dar distinción a un producto. Terroir por una traducción a nuestra lengua lo asociamos a tierra. Pero es una palabra que engloba mucho más.  Realmente, cuando la tomamos para describir un vino estamos haciendo referencia a un círculo donde interactúan todos los pequeños detalles que forman parte del viñedo, la bodega y las personas. Son todos esos detalles los que marcarán la identidad de un producto. Por eso no hay dos vinos iguales.

Los suelos donde se ubican nuestros viñedos son muy ricos en minerales y trabajamos con técnicas que respetan la flora y fauna que habita en nuestros viñedos. 

Cada año adquirimos más conocimiento para entender cómo marcar esa identidad de cada una de las viñas. Si a este suelo tan rico en mineral le sumamos el máximo respeto y una situación privilegiada a 1.000 metros de altura sobre el nivel del mar, el resultado es un vino de gran calidad, fresco y muy personal.

Parece magia que uvas de la misma variedad, cultivadas, vinificadas y envejecidas con las mismas técnicas en zonas geográficas completamente distintas, produzcan vinos tan diferentes entres sí. 

Nosotros lo tenemos claro, no es magia, es el camino por el cual empezamos nuestro proyecto. Mucho amor, sacrificio y respeto máximo hacia el viñedo y los vinos. Un cariño que compartimos con nuestros clientes y amigos.

Publicado el

Altos del Enebro, Bodega Boutique de vinos de altura en Ribera del Duero

Altos del Enebro, una Bodega Boutique en Ribera del Duero

En Altos del Enebro nos diferenciamos del resto de los vinos de Ribera del Duero por tener vinos finos, elegantes y muy minerales. ¿Cómo conseguimos esta diferencia ? Dos características básicas, una minuciosa elección de suelos y viñedos en altura.

Nuestros suelos son muy ricos en minerales como el sílice, micas… El enclave de nuestros viñedos a casi 1000 metros sobre el nivel del mar, nos hace estar en el techo de la Ribera del Duero. 

Es impresionante divisar desde cualquiera de nuestros viñedos toda la ribera con un simple golpe de vista. Pisando nuestra viña te sientes como si estuvieras en pleno balcón de la Ribera del Duero.

Elaboramos dos gamas de vinos:

Altos del Enebro, la razón de ser de este proyecto. Es donde destinamos las uvas que mas expresan el carácter de nuestro vino. Esas uvas que sabemos que sacarán la máxima expresión de la tierra donde viven nuestras cepas. Elegimos uvas que nos ayudarán guardar el tiempo de una cosecha en una botella de vino.


Altos del Enebro es una edición limitada y numerada. 100% Tinto Fino, permanece 15 meses en barricas francesas de grano fino.

Tomás González  Dos vinos en homenaje al padre del promotor de este proyecto, Rodrigo. Tomás González  le enseñó valores tan importante como el esfuerzo, sacrificio, honestidad. Estos valores se reflejan y están presentes en todos sus vinos. Vinos donde el trabajo y la búsqueda de la excelencia son la clave.
Tenemos dos Tomás González; un vino de guarda con 12 meses de crianza en barrica y otro de corta crianza, con 6 meses de envejecimiento en barrica.

Tomás González Roble 95% tinto fino, 5% garnacha, es un vino fino, elegante donde la garnacha nos aporta frescura y el tinto fino la potencia.

Tomas Gonzalez Crianza, 100% tinto fino, un vino serio, potente con taninos muy sedosos.

Publicado el

Un pequeño viñedo para un gran vino

Un pequeño viñedo para un gran vino

Altos del Enebro se constituyó en el año 2011. Comenzamos nuestra andadura con un equipo de gente joven, pero con una amplia experiencia a nuestras espaldas. A Rodrigo, artífice de este proyecto, desde siempre le rondaba por la cabeza el sueño de trabajar un día sus propios viñedos y elaborar su propio vino.

A través de sus años de experiencia trabajando como enólogo en otras bodegas, tanto en España como en otros países, ha podido ir poco a poco seleccionando y adquiriendo viñedos de la Ribera del Duero.  

En nuestros vinos intentamos potenciar las características particulares de la localización de estas viñas, como es el caso de Altos del Enebro, cuyo nombre rinde homenaje al enebro allí presente que se observa desde una gran parte de los viñedos de la zona.

Procedente de un viñedo de una hectárea y media con la que elaboramos exclusivamente 4.255 botellas, sus terrenos son atípicos al resto, bajos en caliza y ricos en sílice, lo cual potencia la presencia mineral en el vino. Al mismo tiempo, a través de las técnicas de cultivo, intentamos aumentar el ciclo biológico de sus cepas. De esta manera obtenemos un vino tinto moderno, con capa alta, ribete estrecho y violáceo, limpio y con densa lágrima.

En nariz ofrece buena intensidad frutal en sus comienzos, apareciendo poco a poco notas terciarias procedentes de los 15 meses que pasa por barrica de roble francés, identificándose notas de caramelo, chocolate, regaliz negro, frutos secos y con una ligera base balsámica. En boca tiene un comienzo cálido, con cierto dulzor, alcohólico, denso, voluminoso, de nuevo con sensaciones frutales y presencia tánica con un ligero amargor final y un postgusto donde se aprecia cierta base de mineralizad como final a este excelente paso por boca.

Publicado el

Altos del Enebro

Altos del Enebro

Altos del Enebro es el proyecto personal de Rodrigo González, enólogo de profesión que seducido por la belleza del Valle del Duero, decidió apostar su futuro profesional y personal junto a esta magnifica tierra.

En mi primera toma de contacto con la Ribera del Duero, quedé impresionado ante el potencial y las posibilidades que esta tierra ofrecía.

Una vez asentado, tuve la oportunidad de entrar a formar parte del equipo de “BODEGAS RODA”. Juntos comenzados a dar forma al proyecto “RODA – RIBERA” (Bodegas La Horra). Este fue sin duda uno de los mejores equipos humanos con los que he tenido la suerte de trabajar.

Tras unos años de experiencia como enólogo en la Ribera del Duero, decidí apostar mi futuro junto a esta tierra. El primer paso fue la adquisición de mi primer viñedo, un terreno muy específico, en el término de La Horra (Burgos).

Posteriormente, en una incesante búsqueda por lo que yo creía un terreno idílico, descubrí unos viñedos muy particulares. En esta ocasión, se trata de viñas con unos suelos extraordinarios, muy exclusivos y totalmente diferenciados, que se sitúan cerca de los mil metros de altura en el término de Pardilla, en la provincia de Burgos.

Una inmejorable localización de la viña, un privilegiado entorno natural y la firme convicción de apostar por un producto con identidad propia, exclusivo y que respeta al máximo el entorno, Estos fueron los pilares sobre los que se construyó este proyecto.
rodrigo_home-1

En la actualidad, “ALTOS DEL ENEBRO” cuenta con 12 hectáreas de diferentes edades. El entorno que rodea el viñedo, la singular altura situada cerca de los mil metros y el suelo tan complejo, son los factores clave para comprender nuestros vinos.

Complejo, fino, elegante y muy personal, son los adjetivos que definen a Altos del Enebro.

Rodrígo González. Director Ejecutivo CEO – Altos del Enebro.